desplazar hacia abajo para obtener más información

Cómo llega hasta la taza el amor por el café

La pasión de Matthias Peters por el café ha generado una nueva mezcla.

Matthias Peters no puede imaginarse un día sin café. Afortunadamente, no tiene por qué: con la Miele Black Edition n.º 1 ha creado una mezcla que siempre le funciona.

Matthias Peters no puede imaginarse un día sin café. Empieza todas las mañanas con una mezcla del néctar negro. ¿Que por qué lo hace? ¡Por el simple disfrute de hacerlo! Como director general de la planta tostadora Vollmer Privatrösterei, aplica su pasión personal a su trabajo. En su búsqueda de una nueva mezcla, quería encontrar una todoterreno: una variedad que tuviera un buen sabor tanto como expreso, cortado o café con leche.

De modo que empezó a experimentar y a probar. Y, luego, experimentó un poco más. Mezcló distintas variedades; probó diferentes tuestes; probó el resultado una y otra vez, y siguió cambiando la receta hasta que estuvo totalmente satisfecho. Por fin, llevó su mezcla a Miele, donde recibió el visto bueno. Pero, según Peters, el café perfecto es mucho más que una mezcla original. También requiere una gran dosis de tiempo y atención. Por eso, cuando acabó con el producto para Miele, su café volvió a las máquinas y siguió realizando más pruebas... en búsqueda del mejor resultado. Hoy en día, este experto en matices produce la mezcla Miele Black Edition n.º 1 en su planta tostadora.

Tuesta los granos ligeramente: tan solo durante 20 minutos para que se abran y liberen su aroma. A Matthias Peters también le preocupa el medio ambiente; por eso, solo utiliza café orgánico de comercio justo. Está convencido de que su amor por el café se puede percibir a través de su sabor.

Autora: Maria Berentzen
Video: © Miele