desplazar hacia abajo para obtener más información

Presa ibérica glaseada a la vinagreta de mostaza al estilo sous-vide

¿Sabías que la cocina ‘Sous-vide’ es una de las técnicas más innovadoras y utilizadas por los más prestigiosos chefs del mundo? Para los que no la conozcáis, es una técnica aplicada en la alta gastronomía. 
La cocina ‘Sous-vide’ viene del término francés que describe una forma de elaboración por la que los alimentos se envasan al vacío, cocinándose a baja temperatura, durante un período de tiempo prolongado. Es una técnica ideal para que todas nuestras recetas de carne y pescado queden sabrosas y exquisitas, ya que permite que las hierbas, condimentos y adobos especiales; potencien todo su sabor y aroma. 
Ahora que ya conocemos en qué consiste esta técnica ¿cómo podemos utilizarla en casa? Tan solo necesitaremos el envasador al vacío EVS 6214 de Miele, y un horno a vapor para entrar en el Universo culinario de Miele y convertirte en un auténtico profesional de la técnica sous-vide. 
Nuestros hornos a vapor te permitirán conservar todo el sabor, aroma, forma, color y estructura de los alimentos que vas a cocinar; al tiempo que disfrutarás de una alimentación y una cocina altamente saludable, ya que no es necesario salar los alimentos ni añadir sustancias grasas en su preparación.
Y para que podáis poner en práctica en casa esta técnica, hoy os proponemos una exquisita receta: “Presa Ibérica aromática al estilo Sous-vide” 

• Lo primero que debemos hacer es poner a calentar una sartén con unas gotitas de aceite de oliva. Cuando esté el aceite caliente, añadiremos un trozo de presa ibérica y la salaremos, dejándola que coja un ligero color dorado. 

• Una vez dorada, la glasearemos por ambos lados con una vinagreta de mostaza a la antigua para que coja mucha más fuerza y sabor. Finalizado este paso, retiraremos la presa para dejarla enfriar. 

• Una vez fría, introduciremos la carne en nuestra bolsa de vacío, con un poco de pimiento morrón, pimiento verde, puerro y algunas hiervas aromáticas como tomillo o romero. 

• Introduce la bolsa en tu envasador al vacío Miele y utiliza el programa de 100% de envasado al vacío para que el sellado sea perfecto. 

• Por último, introduce la bolsa en tu horno a vapor combinado, a una temperatura de 75º durante 120 minutos. 

¿Qué resultado conseguiremos?

Ni más ni menos que una pieza de carne jugosa, rosadita y aromática, que podremos consumir tanto caliente como fría, como más te guste. Nuestro consejo es que, en este caso, la consumas caliente para saborear todos sus aromas y matices.

El secreto de esta deliciosa receta está en conservar parte del jugo, volcándolo en un recipiente que contenga un poco de la vinagreta de mostaza que has utilizado, ya que en él se encuentra todo el sabor. A continuación, depositaremos la pieza de carne y justo encima colocaremos unos crujientes de pan con un poquito de sal y pimentón, algunas de las verduras que hayas cocinado y una pequeña ensalada de brotes.
Con esta técnica, siempre conseguirás el punto de cocción perfecto, no es necesario que vigiles el proceso de cocción, los olores y sabores no saldrán al exterior. Sin duda alguna, te quedará un fascinante plato. ¿Te atreves? 
¡Y un último consejo! Si no tienes espacio en casa, también puedes optar por un horno a vapor combinado, que te permitirá tener las funciones de un horno de calor “normal” y todas las ventajas del horno a vapor en una sola máquina. Te esperamos en el Universo culinario de Miele.