Máxima calidad para una larga vida útil

En el test de rendimiento, para cada programa de lavado se comprueban y contrastan con el estándar de calidad de Miele, no solo los resultados de lavado y secado, sino también el nivel acústico y los valores de consumo.
El test de cestos
Para realizar pruebas lo más próximas a la realidad posibles, se cargan la bandeja portacubiertos con hasta 3 kg de peso, el cesto superior con hasta 10 kg y el inferior con hasta 20 kg y, a continuación, son sometidos a 100.000 movimientos automáticos de entrada y salida del lavavajillas.
Test de durabilidad de la puerta
Durante su larga vida útil, la puerta del lavavajillas se ve sometida a duras exigencias. Un test de durabilidad simula esta carga: un mecanismo especial se encarga de abrir y cerrar la puerta automáticamente 100.000 veces.
Test de golpes para el cesto cubertero
Con el test de golpes, Miele se asegura de que el cesto es capaz de soportar las cargas diarias: el cesto cubertero se carga con cubiertos de prueba (14 juegos de cubiertos de 4 piezas cada uno) y golpea desde 1 metro de altura contra un tope fijo.
Características de equipamiento según modelo