Fácil limpieza

 Impecablemente limpio en un abrir y cerrar de ojos
Gracias a la generación externa del vapor y al interior en acero inoxidable, los hornos a vapor Miele resultan particularmente fáciles de limpiar. No se pueden producir molestas acumulaciones de cal en el interior y tanto las paredes interiores así como la base se limpian sin complicaciones. Después del proceso de cocción bastará con pasar una bayeta y todo vuelve a estar seco y reluciente.
Características de equipamiento según modelo