Cocina al vapor – suave y saludable

Cocina al vapor – suave y saludable Miele

Cocina al vapor – suave y saludable

Cocinar al vapor es un método antiguo, puro, muy simple y, ante todo, saludable. Nos devuelve a la prehistoria, cuando se preparaba la comida en el vapor de las aguas termales. Con el paso de los siglos, cocineros de todo el mundo han desarrollado múltiples herramientas para aprovechar el vapor en la cocina. Por ejemplo, inventaron cestas de vapor con múltiples pisos y tajines, o comida envuelta en papel de hornear y cocinada en su propio jugo. En una vaporera cerrada, los ingredientes están inmersos en el vapor y se cocinan de forma suave y homogénea en un calor húmedo. Como resultado obtenemos pescados, aves y verduras tiernas y perfectamente cocinadas. El método preserva importantes vitaminas y minerales, aromas y colores naturales. Miele lanzó su primer horno a vapor en 1998 y no ha dejado de desarrollarlo.

Recomendación de à la carte:

Crema de té matcha y mascarpone

INGREDIENTES: (6–8 personas)

250 ml de leche, 80 g de azúcar, 3 yemas de huevo, 1 huevo (mediano), 4 cucharaditas de matcha (polvo de té verde japonés), 250 g de mascarpone; para adornar: bayas frescas, azúcar glacé

ELABORACIÓN:

  1. Llevar la leche a ebullición, apartar y dejar enfriar.
  2. Poner el azúcar, las yemas, el huevo y el té matcha en un cuenco y batir con una batidora de varillas hasta que se disuelva el azúcar. Agregar el mascarpone y añadir la leche poco a poco con un colador, mezclando sin parar.
  3. Verter la crema en 6-8 platos, cubrir cada plato con papel de aluminio y colocarlos en el recipiente grande para vapor. Para espesar la crema, ponerla en el horno a vapor, programa “cocina universal” a 90ºC durante 18-22 minutos. Dejar reposar otros 5 minutos en el horno.
  4. Cuando la crema se haya enfriado, ponerla en la nevera unas 12 horas.
  5. Adornar antes de servir, con unas bayas frescas en cada plato y espolvoreando una mezcla de matcha y azúcar glacé. Para elaborar una crème brûlée de matcha, espolvorear una cucharadita de azúcar moreno sobre cada plato y caramelizar con un soplete de cocina (del comercio especializado).

Texto: Regine Smith Thyme