Algo más que decoración: brotes y microhojas

Tendencias gastronómicas Tunedin - stock.adobe.com

Algo más que decoración: brotes y microhojas

En EE. UU. son uno de los productos más vendidos y se consideran superalimentos: las primeras y diminutas hojas de la acelga y el brócoli, el rábano y el berro, los guisantes y las lentejas y una amplia gama de otros tipos de verduras.

Los brotes y las microhojas no solo son sabrosos y excelentes para la salud, sino que además se pueden cultivar fácilmente en casa. Su gran beneficio es que contienen todos los nutrientes que las plantas necesitan para desarrollarse en una forma concentrada: minerales, vitaminas, enzimas, proteínas y nutrientes vegetales secundarios. Se pueden incluso cultivar en casa de una forma económica: todo lo que se necesita son algunas macetas, tierra fértil, semillas y un lugar bien iluminado en el alféizar de una ventana, en un balcón o una terraza. En tan solo unas semanas, los diminutos brotes y hojas se pueden cosechar y disfrutar en ensaladas, batidos o requesón: guisantes crujientes y dulces, mizuna amarga y amostazada, kale picante con sabor a hierba y col lombarda con sabor a tierra.