Fácil limpieza de la superficie vitrocerámica

Un auténtico alivio
Las superficies vitrocerámicas se limpian cómodamente. Gracias a la superficie lisa, las salpicaduras y otros restos de suciedad se eliminan de forma rápida y sencilla. Esto resulta particularmente fácil en las placas de inducción, ya que su superficie se mantiene relativamente fría y es prácticamente imposible que los alimentos se peguen.
Características de equipamiento según modelo