desplazar hacia abajo para obtener más información

Tiempo de lectura: 2 minutos

Platos gourmet preparados en casa

Con el horno Dialog de Miele, ser un anfitrión sofisticado es fácil

Prepara una cena gourmet sin dejar de pasar tiempo con tus invitados. Con su horno Dialog, Miele equipa las cocinas domésticas con un electrodoméstico capaz de revolucionar el arte culinario.

¿Es posible cocinar a la perfección un filete de bacalao dentro de un enorme bloque de hielo? En IFA 2017, Miele añadió un toque de magia a la presentación de su nuevo producto de calidad superior: el horno Dialog. El pescado dentro del bloque de hielo adquirió la temperatura ideal y una consistencia digna de un primer plato de un galardonado restaurante y, todo ello, sin que se derritiera el hielo dentro del horno. Los chefs llevaron a cabo demostraciones en directo de esta pequeña obra de magia culinaria en una serie de eventos en Berlín para el deleite del público invitado, entre los que se encontraban expertos gastronómicos internacionales, representantes de la prensa e influencers de la escena gastronómica. 

Tecnología e innovación: ¿Cómo funciona el horno Dialog?

Es posible que el experimento con el bloque de hielo parezca un truco de magia, pero el secreto del electrodoméstico reside en su tecnología de precisión, así como en sus innovadoras características. ¿Qué hace realmente el horno Dialog de Miele con tecnología M Chef? El electrodoméstico tiene dos sofisticadas antenas que emiten la cantidad exacta de ondas electromagnéticas necesarias para cocinar los alimentos a la perfección. Simultáneamente, es capaz de medir la cantidad de energía emitida que ha sido absorbida por la comida y ajusta la intensidad de la emisión en proporción. Existe un diálogo directo y continuo entre el horno Dialog y la comida que está preparando. El aspecto revolucionario es que, mientras que un horno clásico transporta el calor desde el exterior hacia el interior, el horno Dialog cocina los alimentos de forma uniforme. Eso quiere decir que, por ejemplo, un filete adquirirá un color uniforme tanto en la parte exterior como en la interior. 

¿Qué implicaciones tiene esta tecnología revolucionaria para la cocina doméstica? 

Innovación culinaria, simplicidad, ahorro de tiempo y resultados excelentes. Si quieres cocinar una pierna de cordero y servirla acompañada de espárragos verdes y patatas en láminas ya no tendrás que hacer malabares para entretener a tus invitados, crear un acompañamiento sabroso y al dente y una carne perfectamente asada. El horno Dialog te permite cocinar varios ingredientes con distintos tiempos de cocción en una única bandeja. En nuestro ejemplo, los espárragos quedarán crujientes, mientras que la carne estará tierna y jugosa y todo estará listo un 70 % más rápido que con un horno convencional. 

Los amantes de los refinados productos de panadería y de los postres elegantes saldrán ganando con el horno Dialog de Miele. Preparar un suflé, unos macarrones franceses o un pastel de queso clásico normalmente requiere mucha paciencia pero, sobre todo, un don para saber cronometrar a la perfección los tiempos de cocción. Ahora, la tecnología M Chef es capaz de aplicar a esas delicadas masas y cremas la cantidad justa de energía para conseguir los resultados perfectos. 

Si eres de esas personas a las que les gusta convertir de forma improvisada una comida en una fiesta con una tarta congelada y otros ingredientes, te encantará saber que el horno Dialog puede descongelar una tarta de forma uniforme en tan solo 30 minutos. Lo mismo pasa con otros alimentos congelados como el pescado.

M Chef eleva la cocina doméstica a otro nivel

El revolucionario método culinario M Chef se diseñó específicamente para las necesidades de las cocinas domésticas. El horno Dialog es ideal para los experimentos culinarios de apasionados chefs aficionados, así como para aquellas personas a las que les encanta desempeñar un papel de anfitrión, pero quieren la ayuda de un asistente técnico inteligente a la hora de cocinar platos especialmente delicados.


Autor: Jessica Seiffert
Fotografías: Miele