Gaggan Anand

En evolución continua.

Cuando alguien dice: «¡Esto es Gaggan en estado puro!», es probable que quiera decir que Gaggan Anand está haciendo magia. Porque cocinar es su vida, y si le preguntamos al ganador del galardón al Mejor restaurante de Asia 2015-2018, es posible crear algo extraordinario.

«Al elaborar platos no seguimos un proceso creativo. No hay reglas».

Gaggan Anand, Mejor restaurante de Asia 2015-2018

Gaggan Bangkok

El propietario y chef del famoso «Gaggan» de Bangkok encuentra inspiración en todas partes y, sobre todo, en la música. A Gaggan le encanta el rock y toca la batería, lo que podría explicar por qué sus platos tienen esa fluidez y ritmo tan especiales.

Vive tu creatividad.

«Durante muchos años, los cocineros nos dijeron lo que teníamos que hacer. El mundo actual es mucho más avanzado, más moderno: ahora, por fin, podemos ir más allá y mezclar especias, ingredientes y cocinas de todas las formas posibles».

Gaggan siempre ha ido más allá de los límites. Cuando se dio cuenta de que ya no podía expresarse libremente como chef en los restaurantes donde trabajaba, abrió el suyo propio. Desde entonces ha llegado a lo más alto. Y, como él mismo dice, ya no tiene límites, tampoco debe haberlos para sus empleados o invitados. Todas las ideas del equipo se toman en serio y no hay etiquetas en el restaurante. Para Gaggan es importante para que todos puedan desarrollar libremente su creatividad y sentido del gusto.

El chef conoce al artista

Gaggan y Azuma

Gaggan quedó muy impresionado por las esculturas de hielo de Azuma Makoto y por cómo un artista podía crear algo tan inédito. De inmediato supo que había encontrado un socio creativo con quien podía trabajar juntos intuitivamente y alcanzar dimensiones creativas que nadie hubiera pensado que fueran posibles.

Hacer posible lo imposible: cocinar con el horno Dialog

«Los chefs somos magos y por eso necesitamos las herramientas mágicas adecuadas», y en el caso de Gaggan se trata del horno Dialog. Inspirado en las esculturas de hielo de Azuma, quería elaborar una composición culinaria que jugase no solo con hielo sino también con fuego. El resultado es sorprendente: una pata de cangrejo cocinada por un lado y cruda por el otro y rellena de hielo. De esta forma, Gaggan demuestra no solo su propia creatividad, sino también las habilidades excepcionales del horno Dialog.

Gaggan no ha podido resistirse a añadir a su plato un toque de su país de origen y, por tanto, ha utilizado el curry como especia base. Con la tecnología interactiva del horno Dialog, ha cocinado su ingrediente principal, la pata de cangrejo, por un lado y lo ha enrollado en papel film por el otro para mantenerlo crudo y evitar que derrita el hielo.

«Con la tecnología que tenemos podemos competir incluso con los mejores. Y es por eso que cocinar hoy en día resulta más extraordinario nunca».

Es tu turno

Preparado, listo, ¡a cocinar!