Para que el polvo quede herméticamente aislado

Para que el polvo quede herméticamente aislado
El sistema de filtrado AirClean de Miele está compuesto por la bolsa recogepolvo original de Miele, el filtro protector del motor y un filtro de salida de aire original de Miele. Estas tres etapas de filtrado garantizan que el polvo aspirado quede herméticamente aislado. El aire ambiente estará más limpio que antes y el polvo tardará más en posarse sobre los muebles y las superficies.
Filtros AirClean
Eficacia del filtro para uso a diario.
>Capacidad total de retención del polvo >99,9 % * en combinación con la bolsa recogepolvo HyClean y el filtro del motor.
Filtro Active AirClean
Notable reducción de los olores molestos*
- ideal para hogares con mascotas o con fumadores.
- con un práctico indicador de cambio de filtro con Timestrip
Filtros HEPA AirClean
Retiene incluso las partículas de polvo en suspensión y los alérgenos - ideal para los alérgicos al polvo casero.
> Capacidad de retención del polvo >99,99 %* del aspirador, así como clasificación HEPA 13*.
- con un práctico indicador de cambio de filtro con TimeStrip
Nuestra recomendación para alérgicos
Se recomienda a los alérgicos al polvo los aspiradores con filtros HEPA de serie y con aislamiento especial de la carcasa. Estos electrodomésticos garantizan que el aire expulsado está más limpio que el aire ambiente normal. Gracias a estas características, la TÜV Nord recomienda determinados modelos de aspiradores de Miele para los alérgicos. Para que un electrodoméstico pueda mantener este elevado rendimiento de los filtros durante toda su vida útil, los filtros HEPA que utiliza y que se saturan con el tiempo, deben cambiarse periódicamente (aproximadamente 1 vez al año).
según EN 60312-1según DIN EN 13725Características de equipamiento según modelo